inicio > catálogo de obras > obras orquestales > solistas y orquesta > Variaciones y Desavenencias sobre Temas de Boccherini

Retrato anónimo de Luigi Boccherini (1743-1805)
National Gallery of Victoria, Melbourne



Variaciones y Desavenencias sobre temas de Boccherini

Concierto para Clave y Orquesta


Comentario
Críticas
Descargar partituras


Comentario


La coexistencia en la música de hoy de elementos procedentes del pasado y el lenguaje actual constituye, a mi juicio, un fenómeno escasamente estudiado, máxime si se tiene en cuenta que dicha coexistencia afecta a obras compuestas -al menos, en España- por nada menos que cuatro generaciones de compositores: las que van desde que Falla iniciase el "género" con El Retablo de Maese Pedro hasta el momento presente, pasando por la de Rodrigo, Ernesto y Rodolfo Halffter, y por la de Bernaola y Cristóbal Halffter, por citar sólo unos pocos de los muchos autores que se han sentido atraídos por esa curiosa e imperiosa necesidad de relacionar o hacer derivar su música de la música culta procedente del repertorio de siglos anteriores, quizá como lógica continuación de la escuela anterior (la de Albéniz, Granados, Turina...), cuya fuente de inspiración manaba de la música popular.
En lo que a mi música respecta, no sólo no he rehuido a la hora de componer mi propia vinculación con la tradición, sino que ello es la base de una buena parte de mi producción. En algunas obras, esa presencia del pasado se produce de forma implícita, sin que su "cita" sea algo necesario (como en mi Fantasía sobre Don Giovanni, para piano a cuatro manos, o en mi Cuarteto con piano). En otras, como en la que aquí nos ocupa, el situar al mismo plano mi música junto con la que le sirve de referencia es, por así decirlo, la esencia formal y conceptual de la composición; y quizá sea la forma del "tema variado" la que, por su propia tradición, mejor se amolde a esos propósitos.
Este concierto para clave y orquesta titulado Variaciones y Desavenencias sobre temas de Boccherini tuvo, en su origen, una serie de condicionantes que fueron determinando poco a poco su naturaleza: encargo del V Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid para ser estrenado en su concierto inaugural, había de ajustarse, por razones presupuestarias, a una plantilla instrumental escueta: además del solista, 2 flautas, 2 oboes, 2 fagotes, 2 trompas y cuerda reducida. Dicha plantilla no fue caprichosamente impuesta por la organización del festival, sino que era la misma de la obra que había de configurar la segunda parte del concierto: una selección de la zarzuela La Clementina, de Luigi Boccherini, cuya versión íntegra había sido estrenada en una de las anteriores ediciones del Festival de Otoño de Madrid. Tampoco la música de Boccherini había sido elegida caprichosamente, puesto que el concierto formaba parte de los actos conmemorativos del bicentenario de la muerte de Carlos III, de cuya corte fue Boccherini principalísima figura... Así que, por un lado o por otro, mi obra tenía que relacionarse con todo ello.
La música de Boccherini, en forma de citas amplias, menos amplias y simples "guiños" o sugerencias, salpica por doquier los dos movimientos de que constan estas Variaciones y Desavenencias. El primer movimiento recrea en su parte central un breve fragmento (irreconocible en la audición) del Quinteto en Mi mayor, G. 275.

Tema principal del primer movimiento (Amoroso) del
Quinteto en Mi mayor, G. 275, de Luigi Boccherini


Fragmento de la sección central del primer movimiento de las
Variaciones y Desavenencias sobre temas de Boccherini

Por su parte, el segundo movimiento adopta la forma clásica de "tema con variaciones". El tema procede del andante de una sonata para fortepiano, y es expuesto, instrumentado, a cargo de la orquesta (ver más abajo la primera página del segundo movimiento).

Primeros compases del Andante de la Sonata en Fa mayor para pianoforte de Luigi Boccherini

Siguen luego seis variaciones, en las que se desarrollan diversos materiales procedentes del tema, elaborados de tal forma que su origen pasa a ser irreconocible (salvo algún "guiño", en el que aparece un elemento derivado de alguna otra obra), y que tras una breve cadenza del solista, dan paso a una "coda" en la que paulatinamente se van configurando elementos temáticos en los que, sobre la base del Fandango del Quinteto con guitarra en Re mayor, G. 448, el oyente podrá reconocer las notas iniciales del célebre Minueto del Quinteto en Mi mayor, G. 275, y del rondó del Concierto para violoncello en Si bemol mayor, G. 482, todo ello convenientemente "cocinado" y "servido" por medio de una estructura casi repetitiva, con la que se cierra la obra.

Tema principal del tercer movimiento (Menuetto) del
Quinteto en Mi mayor, G. 275, de Luigi Boccherini

Tema principal del del tercer movimiento (Rondó) del Concierto
para violoncello en Si bemol mayor, G. 482, de Luigi Boccherini

Fragmento del Fandango del Quinteto con
guitarra en Re mayor, G. 448, de Luigi Boccherini

Fragmento de coda final de las Variaciones y Desavenencias sobre temas de Boccherini

Fragmento del Fandango del Quinteto con
guitarra en Re mayor, G. 448, de Luigi Boccherini

Últimos compases de las Variaciones y Desavenencias sobre temas de Boccherini

Compuesto entre los meses de febrero y mayo de 1988 y dedicado a mi hijo Luis, este Concierto fue estrenado en el Teatro Real de Madrid el 27 de septiembre de dicho año, con el clavecinista Pablo Cano como solista, acompañado por la orquesta Sinfónica de Madrid bajo la dirección de José Ramón Encinar. Fue la última obra estrenada en el Teatro Real antes de su cierre para su reconversión en teatro de ópera.

Programa del estreno

Con José Ramón Encinar y Pablo Cano, durante un ensayo de las
Variaciones y Desavenencias sobre temas de Boccherini
(Madrid, Teatro Real, septiembre de 1988)

Primera página del primer movimiento de las
Variaciones y desavenencias sobre temas de Boccherini

Primera página del segundo movimiento de las
Variaciones y desavenencias sobre temas de Boccherini


Críticas


Dos importantes obras de Turina en Alicante y Madrid
Por Enrique Franco
(Crítica publicada en el diario "El País". Madrid, 29 de septiembre de 1988)

En el teatro Real comenzó el martes 26 la quinta edición del V Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid. En el escenario, la Orquesta Sinfónica de Madrid, dirigida por José Ramón Encinar. En el programa, un homenaje a Carlos III, del que este año se cumple el bicentenario de su muerte, a través de música de Boccherini y dos glosadores: el italiano Berio y el español Turina. Obras raramente escuchadas, como La Clementina, en versión de concierto, o las Variaciones sobre la ritirata, acompañaron a un estreno absoluto del joven Turina: Variaciones y desavenencias sobre temas de Luigi Boccherini, concierto para clave y orquesta escrito por encargo del festival.
Casualmente, en la clausura del Festival de Alicante, el pasado domingo, se celebró otro estreno/encargo del compositor madrileño, también en forma de concierto, esta vez para violín y orquesta: la de Tenerife, y su maestro titular, Víctor Pablo Pérez, y el solista Víctor Martin, dieron una versión clara, expresiva y madura de una página excelente y plena de interés. En ella, muchos rasgos que conocemos de Turina aparecen puestos al servicio de una idea bastante diversa.
El concierto, en su tradicional esquema en tres partes, se desarrolla a modo de imágenes, más que a través de un desarrollo orgánico, sin que ello impida una lógica dialéctica plena de expectativas, cambiante y unitaria en su rico juego de sonoridades y estructurada a partir de la naturaleza del instrumento solista.
En las Variaciones y desavenencias, título sugerente y casi descriptivo, la invención turinesca, siempre plena de frescor y novedades sustanciales -no convencionales-, la transfiguración de lo boccheriniano da lugar a una página brillante y altamente personal que desde la iniciación, con ecos del gran ejemplo, el Concerto de Falla, mantiene el interés del oyente.

Serenata evocadora
A diferencia del trabajo de Berio en sus Cuatro versiones sobre la ritirata de Madrid, escrita por Boccherini en 1780 en forma de quinteto dentro de una suerte de evocadora serenata, Turina ha compuesto al pie del espíritu más que al de la letra. El italiano superpone sus ideas a las de su compatriota dieciochesco; el español reinventa a partir de un sentimiento boccheriniano y sólo en ocasiones, como en forma de giros, aparecen alusiones directas, la más evidente el final del fandango (procedente de otro quinteto), tan deliciosamente tratado que hubiéramos deseado que se prolongara algo más. Si Rodrigo, en su Concierto galante para violonchelo, evoca, sin citas, a Boccherini para dar con su solución neocasticista, Turina toma al compositor de Lucca como tradición castiza para hablarnos en lenguaje plenamente actual. El clavecinista Pablo Cano lució imaginación en la parte solista e intervino en La Clementina con Enedina Lloris -espléndida siempre-, Paloma Pérez Íñigo, Luis Álvarez y el menos afortunado Douglas Nasrawi.
[...]
El V Festival quedó abierto de manera inteligente y desnuda de trompetería con este doble homenaje al rey de la ilustración y al maestro italiano, madrileñizado como antes lo fuera Domenico Scarlatti, y más agasajado por la corte que por el propio Carlos III.



La música de Boccherini, vista desde hoy por José Luis Turina
Por Fernando Ruiz Coca
(Crítica publicada en el diario "Ya". Madrid, 29 de septiembre de 1988)

Luigi Boccherini (Luca, 1743-Madrid, 1805) es uno de los más notables músicos italianos relacionados estrechamente con España y particularmente con Madrid, ciudad en la que vivió largas épocas de su vida trabajando como violoncelista y compositor de cámara del infante Don Luis y como director de la breve orquesta de cámara de la condesa de Benavente Osuna. Fue uno de los primeros cellistas de sus años -los de Carlos III, cuyo bicentenario se conmemora- y fecundo compositor con un numeroso catálogo de obras, de las que buena parte son de carácter camerístico, género en el que la forma quinteto adquirió con él especial relevancia.
Pero quizá lo más atrayente para nosotros sea la permeabilidad de su inspiración ante temas, modos y maneras del Madrid goyesco, lo mismo que le había ocurrido a otro compositor italiano anterior, Domenico Scarlatti (1685-1757), también vinculado espiritualmente a la capital de España. Estas definiciones características hacen particularmente acertado que el concierto inaugural del Festival de Otoño esté dedicado a obras boccherinianas o a su glosa.
[...]
Luego llegó el estreno absoluto de una obra que el madrileño José Luis Turina (1952), heredero -aunque por diversos caminos estéticos- del talento de su abuelo Joaquín, ha escrito por encargo del Festival: Variaciones y desavenencias sobre temas de L. Boccherini en un concierto para clave y orquesta.
El joven Turina, que en su brillante currículum cuenta, entre otros galardones, con el premio de composición Reina Sofía, y que estos días ha estrenado en la Semana de Música Contemporánea de Alicante un interesantísimo Concierto para violín y orquesta, glosa y comenta varios temas utilizados por Boccherini, desarrollándolos tímbrica y rítmicamente en bellas sonoridades y resonancias. En la bien trabajada página, de unos veintidós minutos de duración, hay que notar cómo coexisten, cada uno en su esencia, el joven Turina y el viejo Boccherini: el siglo XVIII contemplado desde la más estricta actualidad, ensamblando la débil voz del clave, amplificado muy discretamente, con una orquesta camerística. Pablo Cano fue excelente solista, por lo que junto a Encinar, los profesores y el autor, presente en la sala, escuchó repetidas ovaciones.
[...]



Concierto Carlos III
Por Tomás Marco
(Crítica publicada en "Diario 16". Madrid, 29 de septiembre de 1988)

La apertura musical del Festival de Otoño estuvo dedicada a Carlos III, con obras de o sobre su época, especialmente Boccherini, con cuya Retirada nocturna de Madrid, en la magnífica orquestación de Berio, abrió José Ramón Encinar su brillante dirección a la estupenda Sinfónica de Madrid.
Luego, el estreno del encargo del festival, Variaciones y desavenencias sobre temas de Boccherini, del madrileño José Luis Turina (1952), ya una de las figuras mayores de nuestra creación.
A los dos días del gran impacto causado en el Festival de Alicante por su Concierto para violín y orquesta, viene esta obra que es un concierto de clave.
No debe comparárselas, pues su ámbito es distinto, pero abundan en el esplendoroso oficio y en la facilidad de escritura del autor, oficio y facilidad que nos han deparado ya grandes obras, pero que, a la larga, debe vigilar para que no suplanten a la ideación.
Por el momento, nos han dado una nueva obra de gran atractivo, con una buena actuación solista de Pablo Cano y una gran dirección de Encinar.
[...]



Descargar pdfs

(Partituras completas y particellas sin marcas de agua disponibles en www.asesores-musicales.com )

Partitura de las Variaciones y desavenencias sobre temas de Boccherini

Partitura de Clave y reducción de las Variaciones y desavenencias sobre temas de Boccherini