inicio > catálogo de obras > cámara y conjuntos > obras para cuatro instrumentos > Bach in excelsis

Retrato de Johann Sebastian Bach en 1746,
por Elias Gottlob Haussmann.



Bach in excelsis

Para cuarteto de cuerda


Comentario
Descargar partitura


Comentario


El erial que fue la música de cámara en España en mis años de estudiante ha pasado afortunadamente al olvido en las últimas décadas, en que esa materia se ha tratado con especial dedicación en los nuevos planes de estudios, desde el mismo comienzo del grado profesional y hasta el término mismo del superior. Baste recordar que una práctica tan esencial en la formación de cualquier instrumentista de arco como es la del cuarteto de cuerda no podía realizarse dentro de la normativa anterior (la del funesto "plan de 1966"), al quedar excluida la enseñanza de Música de Cámara de los estudios correspondientes al grado superior de viola, ya que estaba circunscrita a los de violín, violoncello y piano. Ello hacía inviable el que surgieran grupos camerísticos de calidad de carácter profesional, y de ahí el triste panorama que este repertorio sufrió en nuestro país durante décadas.
Pero ya desde los primeros años del nuevo siglo empiezan a surgir grupos de jóvenes instrumentistas que, en posesión de una técnica excelente y una gran formación, empezaron a ocupar el espacio, vacío durante décadas, del cuarteto de cuerda con carácter estable. El Cuarteto Casals (fundado en 1997) y el Cuarteto Quiroga (fundado en 2003) son sin duda los más representativos y los que gozan de mayor proyección internacional, y junto a ellos han ido apareciendo muchos otros que luchan por abrirse camino entre la endogamia y la pereza mental de nuestra vida musical.

El Cuarteto Quiroga: Josep Puchades, viola; Aitor Hevia, violín I; Cibrán Sierra,
violín II; y Helena Poggio, violoncello. (Foto: Josep Molina, 2011)

Es con los miembros del Cuarteto Quiroga con los que desde hace muchos años tengo una relación muy fluida y de gran amistad, reforzada por las colaboraciones docentes que han prestado en varias ocasiones a la actividad camerística de la Joven Orquesta Nacional de España en mi época de director artístico de la misma. Y pensando en ellos escribí Bach in excelsis, cuyos primeros apuntes fueron anotados en octubre de 2016 en la Domus Municipalis de Bragança, y cuya composición me ocupó desde ese momento hasta noviembre de 2017, en que la finalicé en Madrid después de "pasearla" por Limpias (Cantabria), Zaragoza, Pilas (Sevilla), Montaut de Villéreal y Oloron-Sainte-Marie (Francia), con unas semanas de interrupción en el invierno de ese año para atender a la composición de El juego del Cíclope, para arpa y trombón.
Bach in excelsis mira al Bach que está en las alturas desde el respeto más profundo y la más grande admiración, y muy especialmente a dos preludios y fugas del primer volumen de El clave bien temperado que me marcaron hondamente en los estudios de piano, primero, y de clavecín después que realicé a finales de la década de los años ’70, antes de decidirme plenamente por la composición. Se trata de los Preludios y Fugas nº 3 y 4, en Do# mayor y menor respectivamente, y en los que de una forma, literal algunas veces, muy libre casi siempre, se basan las cuatro secciones de mi cuarteto.
De ese modo, en la primera sección las notas de la melodía del Preludio nº 4 sirven de cantus firmus en notas largas sobre el que tienen lugar diferentes giros ornamentales de carácter improvisatorio.

Comienzo del Preludio nº 4 en Do# menor

Comienzo de la primera sección de Bach in excelsis,
donde se emplea comienzo del Preludio nº 4

La segunda sección supone un fuerte contraste al pasar a un tempo rápido y un carácter scherzante, recreando la sección rítmica central del Preludio nº 3.

Fragmento del Preludio nº 3 en Do# mayor

Comienzo de la segunda sección de Bach in excelsis,
donde se emplea el fragmento del Preludio nº 3

En la tercera sección, en un tempo indicado como Extremadamente lento, el sujeto de la Fuga nº 3 se expone en notas largas en el primer violín en la primera intervención (de carácter homofónico), y repartido entre el resto del cuarteto en las siguientes, en una variación ornamental cada vez más intensa.

Sujeto de la Fuga nº 3 en Do# mayor

Comienzo de la tercera sección de Bach in excelsis,
donde el sujeto de la Fuga nº 3 aparece en el primer violín

Por último, la cuarta sección (Prestissimo) se plantea como un fugato en el que no tardan en ir apareciendo el sujeto y los dos contrasujetos de la Fuga nº 4, especialmente patentes en el final de la obra.

Sujeto de la Fuga nº 4 en Do# manor

Contrasujetos de la Fuga en Do# menor

Fragmento de la sección final de Bach in excelsis,
donde aparecen el sujeto y los dos contrasujetos de la Fuga nº 4

El conjunto de estas cuatro secciones es reelaborado dos veces más, cada una de ellas con más longitud y un progresivo enriquecimiento del material rítmico, melódico y armónico, en lo que termina siendo un trabajo contrapuntístico de una complejidad creciente que, a su vez, quiere ser mi modesto homenaje a la mayor figura de la Historia de la Música.
Bach in excelsis está dedicada al Cuarteto Quiroga, no habiendo sido aún estrenada en el momento de redactar este comentario (julio de 2021).

Entrega al Cuarteto Quiroga de la partitura de Bach in excelsis
(Madrid, 13 de diciembre de 2017)



Primera página de Bach in excelsis


Descargar pdf

(Partitura y particellas sin marcas de agua disponibles en www.asesores-musicales.com )